Cuadro sinóptico. ¿Qué es y cómo hacerlo correctamente?

Es posible que no estés familiarizado con el concepto de cuadro sinóptico. Pero, como ahora verás, te puede ser de gran utilidad a la hora de preparar temas de estudio o exposiciones. Te contamos en qué consiste y cómo hacerlo.

¿Qué es un cuadro sinóptico?

Un cuadro sinóptico, al igual que el resto de métodos de estudios del estilo, es una representación gráfica de las ideas principales de un tema en cuestión. En este caso, la idea principal irá situada en la zona superior del esquema y, a partir de ahí, se desarrollarán el resto de las ideas o conceptos.

El objetivo, como podrás imaginar, es el ayudarte a retener de mejor forma los conocimientos o bien para analizar un tema en cuestión. Organizar un tema de tal modo que sea más sencillo de entender.

Cuadro Sinóptico

Su uso en educación

En este caso suele utilizarse de dos formas: por una parte, para enseñar por parte del profesor un tema en concreto; y, por otra, por parte de los alumnos, para estudiar de cara a un examen o prueba. Eso sí, también puede utilizarse para exponer algún tipo de trabajo a evaluar.

Su uso en el ámbito laboral

Suele utilizarse en la mayoría de las ocasiones para trabajos en los que la investigación es primordial. Es una forma sencilla de mostrar cómo se desarrollan distintos temas.

Su uso organizativo

Sobre todo, es muy útil cuando se trata de desarrollar un tema que es complejo o extenso. El cuadro sinóptico ayuda a que toda esta información quede más condensada.

Su uso para recopilar contenidos

Del mismo modo que en el caso anterior, este tipo de método ayuda a que se recopilen temas complicados para que, una vez puestos los conceptos en él, se pueda organizar toda la información.

Su uso para comparar

Los cuadros sinópticos suelen utilizarse a la hora de plantear ideas por distintos autores. Ayudará a que cada uno de ellos muestre su propio punto de vista y, de este modo, ver de qué forma se pueden contrastar esas informaciones.

Tipos de cuadro sinópticos

Existen muchos modelos a utilizar pero, a continuación, te contamos cuáles son los más usados y útiles.

  • Cuadro sinóptico de llaves

Es el más utilizado. En este caso, las distintas clasificaciones/explicaciones, se hacen ayudadas de unos corchetes. La idea principal se pondrá en la parte izquierda del papel o bien en la zona superior y, a partir de ahí se irán poniendo el resto de ideas en orden de importancia (bien de arriba a bajo o de izquierda a derecha).

  • Cuadro sinóptico de diagramas

Es algo más complejo que el anterior. En este caso, se utiliza para mostrar las ideas principales sin entrar en aspectos más secundarios. Desde un circulo central se detallará aquello que es más importante y, a partir de ahí, se hará un breve recorrido por las características que engloba.

  • Cuadro sinóptico en red

Es el utilizado, sobre todo, en casos en los que haya que comparar distintos puntos de vista. A partir de la idea principal, van saliendo distintas líneas que nos lleven hasta las diferentes ideas planteadas y, de esas mismas, se harán los supuestos.

Al finalizar, tendremos un cuadro con distintas ideas y teorías que podremos comparar más fácilmente.

Características de un cuadro sinóptico

Llegados a este punto vamos a conocer cuáles son los elementos fundamentales de un cuadro sinóptico para que puedas llegar a reconocerlo y a hacerlo de forma correcta.

  • Se trata de una representación gráfica. Es decir, debe ser lo más visual posible.
  • La estructura debe estar perfectamente organizada. Todo tiene que salir de una idea principal e ir hasta las secundarias. El contenido tiene que ser coherente.
  • Una idea principal lleva al resto. Intenta no unir conceptos importantes con secundarios.
  • No debe tener muchas ideas principales. De hecho, intenta que sea lo más simple posible.
  • No tiene que resultar agobiante. Limita el máximo posible el número de líneas o corchetes. Cuanto más condensada esté la información, mejor.
  • Información concisa. La información tiene que ser lo más detallada posible.

Cómo hacer un cuadro sinóptico

Vamos ahora a lo realmente importante. ¿Cómo elaboro un cuadro sinóptico? Lo primero que debes saber es que, como a la hora de preparar otro elemento gráfico, primero hay que hacer un estudio principal y, a partir de ahí, ir hasta el segundo paso. La elaboración del cuadro sinóptico en sí. Por cierto, debes saber que también es posible hacer un cuadro sinóptico online con diversos programas.

Lo vemos.

Estudia el tema

  • En primer lugar será necesario que sepas cuál es exactamente la idea principal. Es decir, para ello, tendrás que hacer un análisis en profundidad del tema o texto en cuestión para poder extraerla. Debes saber que no suele ser fácil en algunas ocasiones.
  • Una vez tengas la idea principal, tendrás que hacer una idea global de todas las secundarias. Nuestro consejo es que las saques todas y que pases al siguiente punto.
  • Descarta los detalles menos importantes. Todo no tiene cabida, eso es así. De hecho, no puedes meterlo todo porque realmente sería una auténtica locura. Así que, tendrás que hacer un trabajo de elección de información personal.

El cuadro

  • Será necesario escoger que tipo de cuadro sinóptico quieres escoger ya que te servirá para tener la base.
  • Hacer un borrador te puede ayudar y mucho. Así, evitarás hacer tachones en la versión final.
  • Llega el momento de la verdad. Si lo haces a mano, haz buena letra, evita errores y muestra la información de la mejor manera posible para que sea entendible. Si haces un cuadro sinóptico en word, escoge una letra que sea legible.

Ejemplos de cuadros sinópticos

¿Quieres saber cómo son los distintos tipos? Aquí te dejamos varias imágenes de cuadros sinópticos para que  sepas cuál es el que mejor te conviene o para tomar ideas de cómo puedes hacer el tuyo.

Modelo Cuadro sinóptico

En este ejemplo vemos un cuadro sinóptico de polígonos, viendo la clasificación que podemos hacer de ellos y sus propiedades.

Tecnicas de estudio

En este otro cuadro vemos las diferentes técnicas de estudio que existen y cómo se pueden dividir y separar en función de sus características.